Mis 25 discos de 2009 (1/5)

Posted on jueves, 14 de enero de 2010 by Ark

¿Por qué ahora? ¿por qué a casi mediados de enero? ¿Y por qué debería dar explicaciones? Después de todo, esto no deja de ser una lista absolutamente personal que acabaré repasando dentro de un tiempo y que no aporta gran cosa a las miles de listas que se han publicado en la red y que tampoco vienen a ser mucho mas relevantes. Por otro lado, ¿no sería mas lógico hacer los repasos del año cuando estos ya han acabado y se ha dejado pasar algo de tiempo?.

En cuanto a la lista en sí, este año he decidido dividirla en cinco entradas distintas para no dejarlo todo tan ramplón como el pasado y que no me de demasiada pereza comentar algo breve de cada disco. En cada una de estas incluiré cinco discos de estos 25 (que en realidad son mas, pues de algunos grupos incluyo album y EP) y uno extra al final que no he incluido en la lista y del que quiero decir algo por algún motivo. Por supuesto, no hay orden alguno, ni siquiera alfabético, y mezclo albumes nacionales e internacionales.

Vamos con los cinco primeros, cinco elecciones probablemente bastante obvias, pero que me han acompañado horas y horas durantes este 2009. Ya habrá momento para elecciones mas personales.

Animal Collective - Merriweather Post Pavillion y Fall Be Kind

Guste mas o guste menos, 2009 ha sido sin lugar a dudas el año de Animal Collective, que con Merriweather Post Pavillion ha ocupado los primeros puestos de todas las listas habidas y por haber, y con el que han conseguido cautivar definitivamente a la gran masa de aficionados a los que sus discos anteriores se les hacían demasiado cuesta arriba.
Lo comento el primero precisamente para quitármelo de encima el primero, pero no deja de sorprenderme que, al contrario de lo que suele ocurrir, Animal Collective lo hayan conseguido con su disco mas accesible y "comercial", cuando es tan habitual por parte de crítica y público valorar mejor los huesos duros de roer. Además, es un album luminoso y alegre, que cierra una década en la que han gustado demasiado los discos tristes, depresivos y oscuros.
Y para rematar, han terminado el año con el también sobresaliente Fall Be Kind EP, otras 5 grandes canciones, muy en la línea de su último trabajo, para cerrar 2009 y la década en la cumbre.

Dan Deacon - Bromst

Afortundamente, no son los únicos chalados de Baltimore. Bromst de Dan Deacon es otra ración de esa enloquecida y divertidísima fórmula sonora capaz de enloquecer al menos entrenado y de noquear y epatar al oyente mas entregado. Un caramelo muy picante que disfrutarán horrores aquellos que se hayan rendido ante el colectivo animal.



Atlas Sound - Logos

Logos es un paso de gigante para Bradford Cox. Si el debut de Atlas Sound parecía un interesante entretenimiento con el que matar los tiempos muertos que le dejaba Deerhunter, en Logos los esbozos y experimentos sonoros dejan paso a canciones en toda regla, colocando sus colaboraciones con Panda Bear y Laetitia Sadier en todas las listas de canciones del año y ensombreciendo otras pequeñas joyas como Shelia, Criminals o la homónima Logos. Si esto es lo que Cox es capaz de hacer en solitario, solo podemos esperar algo enorme del próximo album de Deerhunter.

Dirty Projectors - Bitte Orca

Desconocía a Dirty Projectors hasta este año, pero Bitte Orca es probablemente el disco que mas lentamente me ha embaucado en este 2009. La primera escucha desconcierta, y la extraña mezcla de melodías, instrumentos, voces y ritmos hacen dudar. Te quedas con una o dos canciones. Lo vuelves a escuchar y sumas otro par. Y así hasta que el caos inicial se transforma en un extraño disco pop donde, sorprendentemente, todo parece estar en su sitio. Un disco tan dificil como hermoso.

Fuck Buttons - Tarot Sport

Por último, Fuck Buttons son, al igual que el año pasado, la única referencia puramente electrónica de mi lista. Estuve por obviarlos por ese mismo motivo, pero en Tarot Sport superan los logros de su ya notable debut. Reducen quizás la ración de drones, pero no solo no pierden pegada, sino que logran resultar mas accesibles y rubricar un album que suena poderoso y colosal.


Y aquí lo dejo de momento. En la próxima entrega nos olvidamos de experimentos.

Extra Extra!! - Un disco que no me ha entusiasmado tanto como a los demás.

The Antlers - Hospice

No es una elección muy original la de los 5 discos anteriores pues están en casi todas las listas de lo mejor del año que se han publicado por ahí. Tampoco hubiese sido muy original incluir este Hospice, del que se ha llegado a hablar como de uno de los discos de la década, solo que en este caso discrepo profundamente.
No me parece en absoluto un mal disco, y le reconozco muchos momentos disfrutables (especialmente los mas calmados y reposados, deudores probablemente del "For Emma, For Ever Ago" de Bon Iver, un album que quizás sí debí incluir en mi lista del año pasado y que un año después no ha perdido ni una pizca de su emotividad y calidez invernal), pero el dramatismo y el horror de la historia que cuenta me parece impostado y artificial, y creo que los trucos que manejan los hemos visto demasiadas veces en esta década pasada. Los subidones y bajones, los gorgoritos, el epílogo acústico rescatando algún pasaje anterior... Lo mejor de Hospice es que a pesar de todos los tópicos consigue no naufragar, un logro un tanto dudoso de un grupo que, de seguir este camino, corre el riesgo de estrellarse estrepitosamente. Y un disco que debería cerrar, de una vez por todas, una década demasiado plagada de lloros y lamentos como forma de simular talento.

Un aperitivo sonoro de todo lo anterior:

2 Responses to "Mis 25 discos de 2009 (1/5)":

Milhaud says:

De los que comentas, de momento me quedo de largo con Animal Collective. Para mí uno de los grandes descubrimientos del año, ya que con sus discos anteriores tuve mis más y mis menos...

Veremos como van las siguientes entregas.

Ark says:

La verdad es que es curioso como Animal Collective han conseguido ir refinando sus experimentos hasta convertirlos en canciones aptas para casi todo tipo de públicos sin dejar de lado la creatividad y los riesgos experimentales.

En la segunda entrega, discos bastante mas accesibles, por cierto.