Para gustos los colores

Posted on martes, 31 de marzo de 2009 by Ark

O en su versión mas ordinaria y vulgar "las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene uno". Un par de sentencias que algunos incluso pronuncian o escriben precedidas de un "como yo suelo decir" y que funcionan como perfecto detector de idiotas integrales tanto en la red como en nuestra vida cotidiana. Y un par de sentencias que algunos evitan pero que en realidad practican de otras formas que ahora después iremos viendo.

El problema esencial es que se confunden gustos con razones, argumentos o criterios y se contestan a estos con un "pues a mi me gusta" con el que algunos pretenden zanjar cualquier discusión o contestar cualquier crítica como si fuese una forma totalmente válida de hacerlo. Y no pretenda usted hacerles ver la diferencia entre simple gusto y argumentación, algunos nunca llegarán a entenderlo y otros se escudarán en la falacia de que, como toda crítica es subjetiva, todo sigue siendo una cuestión de gustos, obviando de este modo cualquier razonamiento y pasándose estos por el forro de los cojones.
En ocasiones incluso he visto afirmar a algunas personas que es imposible, en el mundo de la música, hablar de mejores o peores discos porque todo es una cuestión de gustos, reduciendo de este modo a todo aquel que haya escrito una crítica musical a un tontaina con mucho tiempo libre que emplea en escribir sandeces que solo entiende él mismo.

Total, que al final, muchas de las discusiones que se pueden ver en la red en foros y blogs sobre música, cine, videojuegos, libros, comics o lo que a usted se le ocurra se reduce a un diálogo de besugos digno de los mísmisimos Beavis & Butthead donde las cosas o "molan" o "apestan" con el perjuicio, además, que se causa al que argumenta y razona, pues este nunca recibirá la respuesta adecuada. Es decir, aquella que debería indicarle donde acierta o donde se equivoca, que razonamientos o ideas son respetables pero discutibles y cuales otros son erróneos. Así que a nadie debería sorprenderle que los egos se hinchen tanto en la red cuando hay tanto pataleo y muy poca pretensión de dejar con el culo al aire. Y dejarnos con el culo al aire y hacernos ver donde nos equivocamos es algo que todos necesitamos para mejorar pero que muy pocas veces vemos.

Tampoco debería sorprender como ha evolucionado la red en los últimos años dada la extensión del "para gustos los colores" (302.000 resultados en Google si lo busca entrecomillado). Las antiguas listas de correo prácticamente han desaparecido, los foros empiezan a parecer algo del pasado, el 95% de los blogs son un "yo, yo y yo y las cosas que a MI me gustan" y la inmensa mayoría de los cybernautas abrazan con entusiasmo los myspaces y las redes sociales de turno, donde aparte del "qué guapo estás en esta foto" usted puede dedicar su tiempo a hacerse fan de todo tipo de cosas para hacerle ver al mundo todo lo que a usted le gusta. De ahí que en Facebook triunfe el nuevo botón de "Mola" pero que nadie use nunca la opción notas que permitiría usar la aplicación como un blog. Porque ya saben: "para gustos los colores", ¿así que para que decir ALGO sobre algo?

Triunfan también las listas de todo tipo de cosas, ordenadas a ser posible, y se exige la inclusión de notas en cualquier tipo de crítica. Ya que si, como los colores, todo es una cuestión de gustos ¿para que leer ninguna explicación o argumentación? Deme un numerito y hágame feliz. Si no lo hace, se arriesga a que alguien le suelte el también bastante típico "vale, todo esto está muy bien pero... ¿te ha gustado?" que al final es lo que parece ser que importa. Si le ha gustado y en qué cantidad ("¿cuatro estrellas? ¿cinco? es que a mi los referente del director me la traen floja, oiga"), nunca el por qué.
Por eso mismo causa furor el Metacritic de turno y otras webs del estilo mas especializadas ya se llamen Rotten Tomatoes, Rate Your Music o Game Rankings. En una red donde el texto no tiene la menor importancia y donde todo se reduce a gustos lo que de verdad importa son las mayorías. Y si la nota media de una película en imdb después de 200.000 votos alcanza el 8 esto se convertirá en dogma para una cantidad casi obscena de personas. Si a usted ese film tan idolatrado le parece un zurullo y decide argumentar y explicar el por qué no se sorprenda luego de que muchos no solo no se molesten en rebatirle nada de lo que ha dicho, sino que además le acusen de ir de guay por llevar la contraria a la mayoría.

Pero, un momento, ¿no habiamos quedado en que "para gustos los colores"? Sí y no. Porque la gran ironía detrás de semejante memez es que cuando estos gustos son mayoritarios dejan de ser como los colores y pasan a ser otra cosa: argumentos indiscutibles. Claro que sí.

3 Responses to "Para gustos los colores":

burymagnets says:

buen post, tan sólo una observación: Sigur Rós (o como se escriba)
Postdata: me ha encantado Tropic Thunder

probertoj says:
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
probertoj says:

Aplausos.

¿Dónde está el botón "mola" en esta
página?